Auto Europe

  • ESPAÑA
  • Contacte con nuestros especialistas
    Alquiler de coches en todo el mundo
    Alamo Rental Car
    Avis Car Rental
    Budget Rental Car
    Dollar Car Rental
    Europcar
    Hertz
    National Car Rental
    Sixt Rent a Car
    Alquiler de coches en todo el mundo

    Buscar


    Categories

    Buscando......

    10 consejos para ahorrar en los gastos del coche

    ¿Tener o no tener coche? ¡Esa es la cuestión! Los propietarios de un coche saben lo caro que puede resultar tener un vehículo. Reparaciones inesperadas, la ITV, gasolina y los gastos típicos de mantenimiento son sólo algunos de los gastos inevitables a la hora de tener un coche. Auto Europe, el intermediario de alquiler de coches líder, ha efectuado un estudio sobre los costes de mantenimiento reales de los europeos durante un año. A continuación, hemos enumerado 10 puntos en los que es posible reducir el coste de mantenimiento.

    1. ITV

    La Inspección Técnica de Vehículos es la revisión de carácter periódico por la que tienen que pasar todos los coches matriculados o que circulan por el territorio español. Según la clase de vehículo, la ley establece que los turismos de uso privado (vehículos de hasta 9 plazas y autocaravanas pequeñas) deben realizar la ITV cuatro años después de la fecha de su matriculación. Luego cada dos años hasta los 10 años de antigüedad, y después de 10 años el coche debe inspeccionarse cada año. La ITV no es gratuita aunque sea obligatoria. Actualmente existen grandes diferencias entre las 17 Comunidades Autónomas españolas según FACUA. Mientras la Comunidad de Madrid es la más cara con, casi 53 euros, la más barata es Navarra: 29 euros. Además de la tarifa de la estación de ITV, cada conductor debe añadir la tasa obligatoria de la DGT de 3,90 euros con IVA incluida.

    2. Gasolina

    Los precios de la gasolina suben año tras año. Por eso hay que incluirlos en las gastos de mantenimiento del coche. Además de comparar precios para poder ahorrar, resulta interesante cambiar algunas pequeñas cosas que, a largo plazo, pueden causar una gran diferencia. Se trata de hacer su coche más eficiente cuando se trata de combustible.A menos que sea necesario, apague el aire acondicionado. Consume una gran cantidad de gasolina mientras funciona. El tamaño y el peso de su coche también juegan un papel importante. Conseguir que sea más ligero, pasa por deshacerse de la baca del coche o el portabicicletas cuando no se utilice.Otro punto importante: acelerar, frenar o conducir a gran velocidad son factores que requieren de más gasolina. Opte siempre por una velocidad constante y carreteras bien asfaltadas. Las carreteras con un terreno pedregoso fuerzan el motor y por tanto el consumo de gasolina.

    3. Gastos de mantenimiento

    Según la encuesta realizada por Auto Europe, sólo el mantenimiento de un coche asciende a 57 euros al mes. Sin tener en cuenta reparaciones inesperadas, existen otros aspectos a evitar si se presta atención. Atendiendo al 'Más vale prevenir que curar', revise el vehículo antes de comprarlo. Sobre todo si es de segunda mano, deje que un profesional eche un vistazo antes de adquirirlo. Cuando se haya decidido, deberá darle el mantenimiento necesario. Revise habitualmente el nivel del aceite y la presión de los neumáticos. Es posible ahorrarse algún dinero si realiza usted mismo tareas como cambiar la batería, los fusibles o las bombillas del coche. En Internet encontrará tutoriales que le ayudarán a realizar algunas reparaciones pequeñas. Para problemas más serios siempre aconsejamos acudir a un taller. Si necesita cambiar alguna pieza, una buena forma de ahorrar es comprarlas en desguaces o de segunda mano en plataformas online especializadas.

    4. Parking

    Los que viven en la ciudad ya lo conocen: tanto para ir de compras como para ir al trabajo. Hay que pagar tasas por aparcar. Según el estudio de Auto Europe, el ciudadano europeo gasta un media de 13, 50 euros al mes. Los que se decidan por el Car Sharing podrán matar dos pájaros de un tiro. No sólo ahorrarán parquímetro, también gasolina. Otra forma de gastar menos es usar el transporte público o los parkings disuasorios. Estos se encuentran cerca de estaciones de tren o metro donde el conductor puede aparcar su coche gratis y utilizar el transporte público para llegar al centro de la ciudad. Si no le queda más remedio que ir en coche al trabajo, es aconsejable buscar una plaza de garaje de alquiler. Así se ahorrará dar vueltas todas las mañanas. Además no pagará por el parquímetro y no se agobiará.

    5. Seguro

    Para adquirir un seguro de coche económico y acorde las necesidades del conductor es necesario contar con tiempo. La amplia variedad de opciones, precios y compañías aseguradoras es tan grande que deberá dedicarle algún tiempo antes de tomar una decisión. Cada europeo paga una media de 45 euros al mes por su seguro. En Internet existen muchos comparadores online que facilitan la tarea de buscar y comparar. Por otro lado, una correduría de seguros es una buena opción si está busncado un seguro a su medida. El gestor es el experto que se encargará de encontrar la mejor oferta para el cliente. Esta opción es sólo apta para aquellos que saben que se trata de una inversión que se recupera a largo plazo. Por lo general, es importante leer y entender las condiciones de cada póliza así como el precio de las opciones extra.

    6. Impuestos y peajes

    Nuestra encuesta refleja que cada Europeo gasta una media de 17 euros al mes por tasas de peaje e impuestos de circulación. Según el país, el impuesto de circulación y el impuesto de matriculación pueden variar mucho en función del tipo de vehículo. Actualmente el Estado español ofrece interesantes descuentos para la adquisición de coches eléctricos e híbridos. Además, gracias a sus emisiones 0, no es necesario pagar el impuesto de matriculación por este tipo de vehículos. En cuanto a la partida de peajes es importante destacar la situación de cada país. Mientras en Portugal, Francia e Italia es casi imposible eludir las carreteras de peaje, en otros países europeos como España, Alemania o Países Bajos no es necesario pagar por conducir en las autopistas. Si tiene pensado hacer un viaje por carretera, le recomendamos tener en cuenta este aspecto a la hora de realizar su presupuesto.

    7. Limpieza

    Hay muchas maneras de limpiar un automóvil. Puede hacerlo unos mismo, llevarlo a un túnel de lavado o incluso optar por una limpieza profesional. Nuestra encuesta desvela que los europeos desembolsan una media de 3,50 euros al mes por limpiar el coche. A primera vista este importe no resulta demasiaod alto pero si se multiplica por 12 el importe asciende a un total de 42,50 al año.

    8. Multas de tráfico

    Al volante siempre hay que ser precabido. Pero aunque uno lo sea es fácil superar el límitede velocidad y por tanto arriesgarse a recibir una multa. A la hora de aparcar resulta más fácil cumplir las normas de tráfico. Sólo hay que tener en cuenta las señales de prohibido aparcar. colocar el billete del parquímetro en el parabrisas o respetar le tiempo de estacionamiento para evitar multas innecesarias. Sea riguroso con las citas en el taller y las citas de la ITV y no tendrá que pagar sanciones de hasta 500 euros en caso de no llevar la ITV al día. Cada europeo podría ahorrarse casi 3.000 euros durante toda su vida si se respetaran las normas de tráfico escrupulosamente.

    9. Car Sharing

    Ya lo mencionamos en le punto 4. El car sharing o club del vehículo compartido se ha convertido en los últimos tiempos, por diferentes motivos, en una de las formas de alquiler de coches más populares también en nuestro país. No sólo por resultar más respetuoso con el medio ambiente. También porque es la alternativa más barata para todos aquellos conductores ocasionales. Aquellos que necesitan el coche sólo para desplazamientos cortos y de forma puntual, el car sharing ofrece precios por horas y minutos con fianzas bajas y cuotas anuales o semestrales. Si todavía no ha encontrado compañeros con los que compartir el coche para ir al trabajo, le recomendamos mirar en Internet.

    10. Ser más deportivo

    Para que no haya malentendidos no hablamos de comprar un deportivo. Sino de ir andando o en bicicleta al trabajo. Utilizar nuestras piernas como medio de transporte. No sólo ahorrará en el billete de transporte, además reducirá las emisiones de CO2 y ayudará al medio ambiente.

    Si tener un coche no es vital para sus obligaciones diarias o se utiliza de forma ocasional, la mejor opción es alquilar un coche cuando lo necesite. Le recordamos que los costes de mantenimiento de un europeo según nuestra encuesta ascienden a 173 euros al mes. A esta partida hay que sumar el importe de miles de euros por el vehículo, los impuestos y el tiempo que hay que tomarse para hacer el papeleo. Para ahorrar a largo plazo la mejor elección es contratar un alquiler de coche y utlizar el transporte público para ir al tarbajo.

    Buscar


    Categories