Auto Europe

  • ESPAÑA
  • Contacte con nuestros especialistas

    ALQUILER DE COCHES BARATOS EN BERLÍN

    Alquiler de coches en todo el mundo
    Alamo Rental Car
    Avis Car Rental
    Budget Rental Car
    Dollar Car Rental
    Europcar
    Hertz
    National Car Rental
    Sixt Rent a Car
    Alquiler de coches en todo el mundo
    ¿Por qué reservar con nosotros?
    • Compare compañías para encontrar el mejor precio
    • Cancelación gratuita hasta 48 antes de la recogida
    • Sin tasas por pagar con tarjeta de crédito
    • Servicio de atención al cliente disponible de lunes a sábado
    • 24.000 oficinas de recogida a nivel mundial

    Alquiler de coches en Berlín – Reserva ya y ahorra

    Auto Europe le ofrece la oportunidad de alquilar un coche durante sus vacaciones y así poder descubrir el corazón de Alemania. Berlín, la capital, es la ciudad más grande del país y las más poblada con 3,5 millones de habitantes. Cuenta con una gran historia tras ser arrasada durante la Segunda Guerra Mundial y dividida posteriormente por el Muro de Berlín. Es una ciudad de cultura, política y arquitectura, que ofrece a sus visitantes un gran abanico de actividades y visitas como la Puerta de Brandemburgo, el Bundestag, Checkpoint Charlie o el palacio de Charlottenburg. Berlín presume de tener importantes museos, entre ellos el Pergamon Museum donde podrá admirar la famosa Puerta Ishtar (maravilla de la antigua Babilonia), así como numerosas galerías de arte, zonas comerciales y de ocio. Aproveche nuestras ofertas de alquiler de coches en Berlín y visite la histórica capital del país.

    Le ofrecemos una amplia gama de vehículos entre los que escoger el más adecuado para usted. Además, También podrá seleccionar el punto de recogida entre una gran cantidad de oficinas a lo largo y ancho de Berlín, además de la estación central de tren y los aeropuertos de Tegel y Schönefeld. Nuestros más de 65 años en el mercado de alquiler de coches, nos permiten ofrecerle el mejor precio garantizado en 24.000 oficinas en más de 180 países. Recuerde que reservando con nosotros, podrá modificar o cancelar su reserva gratuitamente hasta 48 horas antes de la recogida del coche. Si necesita cualquier tipo de asistencia, no dude en contactarnos. Nuestros agentes, disponibles los siete días de la semana, estarán encantados de ayudarle. Eche un vistazo a las opiniones sobre alquiler de coches en Berlín y reserve su alquiler de coches con Auto Europe con la certeza de que está en buenas manos.

    ¿Cómo es el tráfico en Berlín?

    A pesar de ser una ciudad muy poblada, en proporción, Berlín tiene la menor densidad de vehículos de Alemania. Reservando un alquiler de coches en Berlín podrá moverse tranquilamente por la ciudad, ya que el tráfico es bastante relajado, debido a que la mayor parte de la población viaja en transporte público, gracias a su buen funcionamiento, y a la existencia de la autopista A 100, que pasa por el centro de la ciudad dibujando una especie de arco que va desde Wedding a Neukölln pasando por Charlottenburg-Wilmersdorf y Tempelhof-Schöneberg, aliviando el tráfico. Recuerde que está prohibido utilizar el teléfono móvil mientras conduce, todos los pasajeros deben llevar el cinturón de seguridad abrochado y recuerde que si bebe no conduzca, la tasa de alcohol máxima permitida es de 0.5. Si desea saber más sobre las normas de tráfico en Alemania, visite nuestra guía de conducción haciendo clic aquí.

    ¿Dónde puedo aparcar mi coche de alquiler en Berlín?

    Al igual que en la mayoría de grandes ciudades, encontrar una plaza de aparcamiento libre en Berlín puede convertirse en todo un desafío. Para aparcar en la calle, deberá pagar la tarifa correspondiente en el parquímetro, dejando el ticket visible en el parabrisas para evitar una multa. Antes de estacionar asegúrese de que no es una zona reservada solo a residentes. Si prefiere ahorrar tiempo en buscar aparcamiento, siempre puede dirigirse directamente a alguno de los parkings subterráneos de la ciudad, en Charlottenburg está el parking de la Ópera y el Leibniz Kolonnaden, la estación central de Berlín también dispone de aparcamiento con 860 plazas.

    Aeropuerto de Berlín

    La ciudad de Berlín cuenta con tres aeropuertos, aunque no por mucho tiempo. El de Berlín Tegel, que se cerrará muy pronto, el de Berlín Schönefeld, que pasará a ser la T5, una terminal auxiliar, del aeropuerto principal, que se pone en funcionamiento en octubre de 2020: el aeropuerto de Berlín Brandenburgo.

    Aeropuerto de Berlín-Tegel (TXL)
    Dirección: Flughafen Tegel, 13405 Berlín.
    Página web: www.berlin-airport.de
    Teléfono: +4930 60911150.

    Aeropuerto de Berlín-Schönefeld (SXF)
    Dirección: Flughafen Schönefeld, 12521 Berlín.
    Página web: www.berlin-airport.de
    Teléfono: +4930 60911150.

    Aeropuerto de Berlín-Brandeburgo (BER)
    Dirección: Melli-Beese-Ring 1, 12529 Schönefeld, Alemania.
    Página web: www.berlin-airport.de
    Teléfono: +49 (0)30 6091 6091 0.

    Qué hacer en Berlín

    La capital de Alemania, es una ciudad multicultural y cosmopolita que está en constante evolución, por lo que siempre merece la pena volver a visitarla. Si va a viajar a Berlín por primera vez, hay lugares imprescindibles que no puede dejar de visitar, como la East Side Gallery, que es la parte del Muro de Berlín mejor conservada con más de un kilómetro de largo, decorado con murales que lo convierten en una galería de arte al aire libre. El edificio del Reichstag (el parlamento alemán) y su cúpula de cristal, la Puerta de Brandemburgo, el monumento a los judíos de Europa asesinados, la catedral y la isla de los museos e infinidad de lugares más. Siga leyendo para saber más sobre algunos de los principales puntos de interés berlineses.

    • Puerta de Brandemburgo: Es uno de los monumentos más importantes y representativos de la ciudad. Símbolo de la unidad de Alemania tras la caída del Muro de Berlín. Fue construida entre los años 1788 y 1791 (en un estilo inspirado en la Acrópolis de Atenas) como una de las dieciocho puertas de entrada que tenía la muralla que rodeaba Berlín. La Puerta de Brandemburgo ha pasado por muchos avatares a lo largo de la historia, por debajo de sus arcos desfilaron las tropas de Napoleón y el ejército nazi. Además, sufrió graves daños durante la Segunda Guerra Mundial. De hecho, la cuadriga en la parte superior es una réplica de la original, ya que fue prácticamente destruida. Desde aquí parte la avenida Unter den Linden que con sus 1,5 kilómetros de largo, finaliza en la isla de os museos.

    • Reichstag: El edificio del parlamento alemán es otra de las visitas obligadas en Berlín. Acabado de construir en 1894, ha sido testigo de muchos momentos históricos. Olvidado durante la dictadura nazi, bombardeado durante la Segunda Guerra Mundial y restaurado y utilizado como centro de exposiciones durante la Guerra fría. Después la caída del Muro, se decidió que el parlamento alemán volvería al Reichstag. Para ello se encargó la restauración y rediseño del edificio a Norman Foster, el proceso comenzó en 1995 y fue finalizado en 1999, año en el que el parlamento se reunió aquí nuevamente, el 19 de abril. Lo que más llama la atención de la construcción es su gran cúpula acristalada, a la que es posible subir gratuitamente reservando online previamente.

    • Torre de televisión: Esta enorme construcción se encuentra en Alexander Platz. Fue levantada en el año 1969, durante la República Democrática Alemana (RDA) como símbolo del poder del comunismo sobre el capitalismo. Con sus 368 metros de altura, es el edificio más alto de Alemania y el cuarto de Europa. Si quiere disfrutar de las mejores vistas panorámicas de la ciudad, la torre cuenta con un mirador a 203 metros de altura, desde donde se pueden apreciar claramente la diferencias estéticas entre la parte este y la parte oeste, divididas en el pasado por el Muro de Berlín. Próximo al mirador, hay un restaurante giratorio, aquí podrá degustar algunos de los platos típicos de la gastronomía alemana y berlinesa mientras admira el paisaje.

    • La isla de los museos: En esta isla que se encuentra sobre el río Spree, se concentra un importante conjunto de museos declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999. Fue creada en 1841, durante el Imperio Prusiano, como un lugar dedicado al arte y la ciencia. Y puesto en funcionamiento como complejo museístico tras la reunificación alemana. En El museo de Pérgamo encontrará muestras de arte clásico, islámico y de Oriente Próximo (Siria, Mesopotamia…), El museo Nuevo está dedicado a Egipto, donde destaca el famoso busto de Nefertiti, y a la Prehistoria, con exposiciones de objetos procedentes de la Edad de Piedra, la Edad de Oro y la Edad de Bronce. Los amantes del arte del siglo XIX no se pueden perder la Antigua Galería Nacional, ubicada en un precioso edificio neoclásico. El museo Bode alberga una importante colección de arte bizantino, y ya por último el museo Antiguo, ubicado al lado de la catedral, está dedicado a la Grecia antigua.

    Las mejores excursiones con mi coche de alquiler en Berlín

    Aunque Berlín es un lugar con mucho qué ver y qué hacer, donde estamos seguros de que no se cansará de descubrir cosas nuevas. Si va a permanecer varios días en la ciudad y ya ha visitado los principales puntos de interés, o simplemente le apetece escapar del bullicio, no es necesario irse muy lejos para encontrar lugares históricos y pequeñas ciudades con encanto. A continuación le sugerimos algunas excursiones de un día para que pueda aprovechar al máximo su coche de alquiler en Berlín.

    Potsdam

    A unos veinte kilómetros de Berlín se encuentra esta majestuosa ciudad, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1990. En el siglo XVIII, la realeza prusiana estableció aquí su residencia, mandando construir palacios y convirtiendo Potsdam en una de las ciudades más bellas del país. Además de las bellas mansiones y señoriales construcciones como el Palacio Nuevo (Neues Palais) o elPalacio de la Orangerie, entre muchos otros. Hay dos edificios que destacan especialmente y que no puede perderse si visita Potsdam. Uno de ellos es el Palacio de Sanssouci, considerado el Versalles alemán, fue construido en el año 1747 y tanto su interior como los jardines, merecen que se tome su tiempo en recorrerlos. El otro lugar de visita obligada es el Palacio de Cecilienhof, terminado de construir en 1917, en estilo Tudor, como si fuese una gran casa de la campiña inglesa. Peor este palacio no solo destaca por su belleza, sino también por haber sido testigo de uno de los momentos históricos más importantes del siglo XX. Tras la Segunda Guerra Mundial, tuvo lugar aquí la “Conferencia de Potsdam” en la que Stalin, Churchill y Truman decidieron el futuro de Alemania.

    Campo de concentración de Sachsenhausen

    A pesar de no ser la visita más agradable que va a realizar durante su viaje. Consideramos que es necesaria para conocer la historia y evitar que se vuelva a repetir. A 35 kilómetros de Berlín se encuentra este campo de concentración establecido en 1936 y liberado en 1945. Aunque su historia de horror no acaba aquí, ya que también fue utilizado como campo de concentración por los soviéticos hasta 1950. En 1993 pasó a ser el Museo y Memorial de Sachsenhausen. La entrada es gratuita, pero le sugerimos que se dirija al centro de visitantes para alquilar una audioguía por solo tres euros, a través de la cual se explica toda la historia y la función de cada una de las construcciones que va encontrando. En algunos de los barracones hay exposiciones en las que se muestran fotografías de la época y objetos personales de las personas que estuvieron aquí recluidas.

    Dresden

    Dresden es la capital de Sajonia. Si solo va a pasar un día conociendo la ciudad, está de suerte, ya que los principales monumentos se encuentran muy cerca unos de otros y así podrá sacar el máximo partido a su tiempo. El río Elba divide la ciudad en dos, separando el casco antiguo (Alstadt) de la ciudad nueva. El monumento más visitado de la ciudad es la Frauenkirche, es una iglesia barroca con una enorme cúpula, de culto luterano, que fue derribada en la Segunda Guerra Mundial y reconstruida entre los años 1994 y 2005. El Fürstenzug es un enorme mosaico de más de cien metros de largo, creado entre 1872 y 1876 con más de 24.000 azulejos. Siguiendo la ruta por la ciudad llegará a la preciosa Theaterplatz, aquí se encuentra la Hofkirche, que es la catedral de culto católico. También destruida durante la guerra y reconstruida en los 60. Y la ópera Semper, reconstruida dos veces, primero debido a un incendio y después a la guerra. Es un lugar lleno de historia, aquí se estrenaron obras de Strauss y Wagner. Otro de los edificios que destacan en esta plaza es el palacio barroco Zwinger.

    Información geográfica e historia

    Berlín es una ciudad que ha sufrido muchos cambios debido al transcurso de la historia. Los primeros escritos que hablan de la ciudad datan del año 1230, era un pequeño núcleo que sobrevivía a base la pesca y la caza. Ya en el siglo XV, Los gobernadores del estado de Brandemburgo (la familia Hohenzollern) declararon Berlín la capital del estado. En el siglo XVI las teorías protestantes de Lutero llegaron a Alemania, creando tensiones entre los partidarios de la reforma y los afines al papado. En los siglos XVI y XVII tuvieron lugar varias guerras que trajeron una crisis económica al país. Los enfrentamientos entre los opositores y los partidarios de la reforma religiosa en el Sacro Imperio fueron a más, estallando la Guerra de los treinta Años, en la que se vio envuelta gran parte de Europa y durante la cual Berlín quedó devastado. En el siglo XVIII nace el Reino de Prusia y Berlín se convierte en su capital, pasando a ser una de las ciudades más prósperas de Europa y una de las más industriales del reino. Fue en esta época cuando se construyó la Puerta de Brandemburgo, además, se impulsó el arte, la cultura y también el crecimiento militar, llegando a ser el país mejor preparado del mundo a nivel militar.

    En 1871, con el fin de la guerra Franco-Prusiana, Guillermo I se convierte en emperador, unificando todos sus territorios y dando lugar al Imperio Alemán. Berlín será la capital y experimentará un gran auge cultural, social y demográfico. Prusia es derrotada durante la Primera Guerra Mundial y lo que trae consigo el fin de la monarquía, pasando a declararse la República de Weimar en 1919 en el edificio del Reichstag. En 1933 Adolf Hitler sube al poder, con intención de transformar a Berlín en la ciudad más poderosa del mundo. Pero la guerra estalla y no puede llevar a cabo sus planes. El 27 de febrero los nazis incendian el Reichstag poniendo el pretexto de ir a por los comunistas. Y en noviembre de 1938 tiene lugar la Noche de los Cristales Rotos, en la que los nazis detendrán a los ciudadanos judíos, destrozando también sus propiedades y sinagogas que encontraban a su paso. La Segunda Guerra Mundial estalla cuando Alemania invade Polonia, el 1 de septiembre de 1939, debido a los bombardeos de los países aliados, un 75% de Berlín será destruido. Una vez finalizada la guerra, la ciudad se divide en cuatro partes, a repartir entre Francia, Rusia, Gran Bretaña y América. Los países aliados se quedaron con la parte oeste, creando la República Federal de Alemania y los soviéticos con la parte este, estableciendo la República Democrática Alemana. Los enfrentamientos entre ambas partes llevaron a la Guerra Fría. Los berlineses de la parte este comienzan a emigrar en masa a la parte oeste. Para evitar esto, en 1961 se levanta el muro de Berlín con 140 kilómetros de largo. El muro cae el 9 de noviembre de 1989 permitiendo la libre circulación de los ciudadanos. Un año más tarde, ambas partes se anexionan y Berlín vuelve a sr la capital del país. Hoy en día, Berlín es una de las ciudades más cosmopolitas, multiculturales y abiertas del mundo.

    Berlín es uno de los dieciséis estados federados de Alemania situado al noreste del país. Su clima es oceánico, las heladas son bastante frecuentes en invierno, y la diferencia de temperatura entre estaciones es mucho más exagerada que en otros lugares de clima oceánico. Los veranos son cálidos y en ocasiones también húmedos. Con temperaturas máximas de 22-25°C y mínimas de 12-14°C. En primavera y otoño, el clima puede variar entre frío y suave. La zona centro de Berlín, debido a la altura de sus edificios que acumulan el calor, suele tener temperaturas un poco más altas que las zonas suburbanas.

    Transporte Público

    La capital del país cuenta con un sistema de transporte público muy desarrollado: Hay más de 970 puentes que cruzan el río, 5.300 kilómetros de carreteras, 72 kilómetros de autopistas. La ciudad está muy bien comunicada, por lo que gracias a su coche de alquiler en Berlín podrá llegar sin problema a las principales ciudades de Alemania, así como con otras ciudades europeas de sus países vecinos. La autopista A2 conecta con la ciudad de Hannover y la A9 conduce a Leipzig, Múnich y Núremberg, entre otras.

    Metro
    El U-Bahn funciona dentro de la periferia de la ciudad. La mayoría de sus desplazamientos y rutas son bajo tierra. Las distintas líneas de metro circulan cada 2 o 5 minutos durante las horas punta y cada 5 minutos el resto de la mañana. Por las tardes y durante los fines de semana los metros funcionan cada 10 minutos.

    Trenes
    La S-Bahn es una línea de trenes elevada que funciona en todas la partes de la ciudad de Berlín. Tiene 15 líneas-rutas y muchos de sus trenes conectan con algunos suburbios de Brandemburgo y de su periferia.

    Tranvía y autobuses
    Tanto los tranvías como la red de autobuses de la ciudad están manejados por BVG. La empresa da servicio a todas las áreas de la ciudad, asegurando que sus habitantes cuenten con un buen servicio de desplazamiento.

    Alquiler de autocaravanas en Berlín

    Auto Europe le ofrece una posibilidad más para explorar la capital alemana y sus alrededores. Disfrute con nuestras autocaravanas en Berlín de más libertad y comodidad durante su viaje. ¡Siéntase como en casa allá donde vaya con nuestra amplia oferta de vehículos!

    Enlaces de interés

    Información Turística Berlín